6 suplementos para tu cerebro

Fuente: Rosa Guerrero / Cuerpomente

La fatiga mental y las deficiencias alimentarias pueden hacer necesarios ciertos suplementos que mejoren el rendimiento intelectual, refuercen la memoria y eleven el estado de ánimo. Aunque la recomendación siempre será obtener todo lo que necesitamos a través de los alimentos, a veces puede ser necesario el empujón extra que nos dan los suplementos, al menos, hasta equilibrar y nivelar.

Recuerda que siempre debes consultar a un profesional de la salud antes de consumir suplementos o complementos alimenticios.

 

Omega-3

En el cerebro abundan los ácidos grasos omega-3, especialmente el DHA (ácido docosahexaenoico). Entre sus funciones destaca la regulación de  la conectividad dentrítica de las neuronas, la producción de hormonas y la maduración funcional del sistema nervioso central. Como nuestro organismo no puede elaborarlos, es necesario ingerirlos regularmente a través de la dieta. Los pescados azules y las semillas de linaza son las principales fuentes. En forma de suplementos, Omega up Vegan DHA es una excelente alternativa, pero siempre va a ser mejor y más aconsejada su obtención a través de la dieta.

Triptófano:

Este aminoácido esencial se encuentra sobre todo en cereales y productos lácteos. Su ingesta eleva los niveles de serotonina, el neurotransmisor fundamental para regular el estado de ánimo. También es precursor de la melatonina, la hormona que regula los ritmos de sueño y vigilia. Por ello resulta eficaz contra el insomnio. Para un metabolismo de este aminoácido el organismo necesita niveles adecuados de algunas vitaminas del grupo B y de magnesio. Disponible en aqui

Glutamina:

Es un aminoácido que las células pueden utilizar como fuente de energía cuando las reservas de glucosa están bajas. Evita el agotamiento muscular, repara las lesiones de la mucosa digestiva, promueve la alerta mental y mejora el estado de ánimo y la memoria. Estos efectos sobre el sistema nervioso central se deben a que es un precursor de los neurotransmisores gaba y ácido glutámico, imprescindibles para inducir la relajación y mejorar el rendimiento intelectual. Encuéntrala aquí

Vitaminas B

Las vitaminas más importantes para la salud cerebral y el sistema nervioso son las del grupo B. Participan en la formación de neurotransmisores y protegen las células nerviosas. Este complejo está compuesto por once vitaminas que a menudo interactúan. El estrés, la tensión emocional y el esfuerzo mental agotan rápidamente las reservas de la mayoría de ellas, por lo que se suele aconsejar tomar un complejo de vitaminas B.

Ginkgo biloba

Este árbol originario de China se caracteriza por su longevidad. El extracto de ginkgo se obtiene de sus hojas, que contienen glucósidos flavonoides, biterpenos, esteroles vegetales y ácidos orgánicos. La sinergia de todos estos compuestos ejerce una acción vasodilatadora sobre los capilares del cerebro. El ginkgo mejora el rendimiento cognitivo, la memoria, la falta de atención y la depresión asociada a la edad. Encuéntralo aquí

Lecitina:

Es un componente estructural de las membranas celulares y las vainas protectoras que rodean las neuronas. La lecitina es muy rica en colina, una sustancia necesaria para la síntesis de acetilcolina, el neurotransmisor necesario para transmitir los impulsos nerviosos. Es vital para que los músculos se contraigan de manera adecuada y previene la pérdida de memoria relacionada con la edad. Disponible aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿Necesitas ayuda?