Caldo concentrado de verduras

Caldos vegetales concentrados

En determinadas preparaciones, especialmente en sopas, es ideal que nuestra base sea un caldo vegetal. Sentirás la diferencia de sabores e incluso mejorará la textura. Además, aumentará el aporte de nutrientes. Lo mejor es que puedes preparar una buena cantidad, refrigerarlo e, incluso, congelarlo para utilizarlo cuando lo necesites.

 

Las siguientes ideas te permitirán elaborar 2 caldos vegetales y mantenerlos congelados. Descongelarlos es muy fácil: solo tienes que bajarlo del congelador al refrigerador la noche anterior a su uso o solo poner el bloque congelado de caldo directo en la olla, a fuego mínimo y tapado, hasta que se deshaga por completo.

1.- CALDO BASE DE VERDURAS

Ideal para sopas y cremas de verduras, estofados, legumbres, guisos y en todo lo que creas que necesite un sabor extra y delicioso. 

Ingredientes:

  •  1 cebolla mediana (morada o blanca)
  • 3 zanahorias medianas
  • 1 puerro mediano
  • 1 rama de apio
  • 1 diente de ajo 
  • Sal (1/2 cucharada de té por litro de agua)
 
Preparación:
  • Hierve 2,5 litros de agua en un olla.
  • Lava las verduras y córtalas en trozos medianos. El diente de ajo lo puedes cortar por la mitad o en 4 partes.
  • Añade todas las verduras y la sal a la olla y cocínalas a fuego lento (medio tapado). Deja que hierva durante 1 hora.
  • El caldo quedará bastante concentrado en sabor, así que puedes congelarlo en cubetas de hielo o en envases pequeños.
  • Recuerda que, al usar cada caldo, debes añadir suficiente agua para diluirlo.

2.- CALDO DE HIERBAS AROMÁTICAS

Perfecta receta para preparaciones como risottos, quínoa o amaranto, salsas para pastas, asados de tofu, etc.

  • Ingredientes:
  •  1 puerro mediano
  • 2 zanahorias
  • 8 champiñones portobello o blancos
  • 2 hojas de laurel
  • 1 ramita de romero
  • 1 manojo pequeño de perejil (50 gramos)
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro
  • 1 cucharadita de sal
 
Preparación:
  • Hierve 2,5 litros de agua en una olla.
  • Lava las verduras y champiñones y córtalas en otrictos medianos.
  • Añade todo a la olla y cuando entre en ebullición ponlo a fuego lento, medio tapado, durante 50 minutos.
  • Espera a que el caldo enfríe y luego porciónalo en cubetas de hielo o en envases pequeños. Guárdalo en el refrigerador o congélalo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿Necesitas ayuda?